SAFFROMAN: NUEVO DISEÑO, EL AZAFRAN DE SIEMPRE
SAFFROMAN: NUEVO DISEÑO, EL AZAFRAN DE SIEMPRE
SAFFROMAN: NUEVO DISEÑO, EL AZAFRAN DE SIEMPRE
SAFFROMAN: NUEVO DISEÑO, EL AZAFRAN DE SIEMPRE
SAFFROMAN: NUEVO DISEÑO, EL AZAFRAN DE SIEMPRE
SAFFROMAN: NUEVO DISEÑO, EL AZAFRAN DE SIEMPRE
SAFFROMAN: NUEVO DISEÑO, EL AZAFRAN DE SIEMPRE
SAFFROMAN: NUEVO DISEÑO, EL AZAFRAN DE SIEMPRE

SAFFROMAN: NUEVO DISEÑO, EL AZAFRAN DE SIEMPRE

Cuando trabajamos con productos tan tradicionales y exclusivos como el azafrán de la Mancha, sabemos que el diseño es lo único que puede aportarles un plus. Abordamos este proyecto con la idea primaria de actualizar una marca que estaba ya bastante anticuada y desarrollar una serie envases para su comercialización.
Realizamos el restayling de la marca con un concepto circular de sello de calidad en un primer momento y después desarrollamos aplicaciones horizontales para los diversos usos.
Para el diseño de la gama de envases, comenzó con la búsqueda de un tarro que nos distinguiera de la competencia y dejara ver el azafrán en su interior. La serie de tarros “cuadrángulo» fue la elección y sobre ella trabajamos el desarrollo de los packs.
La gama de tres tarros con distintas alturas tenia que ser estandarizado en un solo pack, lo que conseguimos haciendo una pequeña peana que cambiaba de altura.
Para que se viera el producto, optamos por utilizar plástico trasparente para el exterior.
El código de color se simplificó al máximo -plata y blanco- para que destacara el rojo intenso del azafrán.
El resultado es una gama de productos elegantes, tradicionales en su gráficas y con cierto aire futurista.
Nueva gráfica, nuevo envase: El azafrán de siempre.